jueves, 13 de febrero de 2014

LAS ENEFERMEDADES PSICOSOMATICAS

El término psicosomático hace referencia por un lado a la mente (en griego psique) y por otro lado al cuerpo (soma). Entonces, las enfermedades psicosomáticas son aquellas que se originan en la mente pero que se manifiestan en el cuerpo.

Una persona presenta somatizaciones cuando manifiesta uno o más síntomas físicos y tras un examen médico, estos síntomas no se pueden explicar. Hay que tener en cuenta que dichos síntomas son desmesurados en comparación con lo que la enfermedad ordinaria podría manifestar.

Entre las causas principales que generan este tipo de enfermedades se pueden encontrar en primer lugar causas psicológicas que suponen tan solo un 25% en el desarrollo de estas enfermedades. La ansiedad ante una situación que no podemos controlar, el estrés que genera el ritmo de vida tan acelerado, la baja autoestima unida a la ausencia de seguridad en uno mismo, la depresión que se encuentra ligada a pensamientos negativos o por último situaciones puntuales o que se alargan en el tiempo que nos generan un alto impacto emocional.

El 70% de las causas de estas enfermedades se deben a factores que no podemos controlar, de ahí que se denominen  naturales, entre las que se encuentra el propio funcionamiento del organismo. Aunque también podríamos incluir los malos hábitos de sueño o la falta de ejercicio físico que ayuda a mejorar alguna de las causas psicológicas.

Son numerosos los síntomas que se pueden manifestar en cualquier parte del cuerpo. Desde dolores de cabeza, vértigos, ceguera, taquicardias hasta náuseas, vómitos, estreñimiento, diarrea.

A partir de estos síntomas, podemos llegar a desarrollar por ejemplo dolor abdominal crónico, bronquitis, hipertensión incluso trastornos menstruales. El acné tan común entre los adolescentes puede deberse a una de las causas comentadas anteriormente. 


Carmen Mª Chica





 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada